sábado, 4 de diciembre de 2010

ESTUDIO DE TIEMPOS CON CRONOMETRO

Este es el método más popular para la medición del trabajo, Frederick W. Taylor lo creó a inicios del Siglo XX. Ahora es ampliamente utilizado para determinar el tiempo requerido para hacer un trabajo.

El estudio de tiempos debe involucrar también un estudio de métodos para buscar oportunidades de mejora en los procedimientos de trabajo.

PROCEDIMIENTO

1.      Seleccionar el trabajo o proceso por estudiar
2.      Registrar por observación directa la situación actual
3.      Definir y examinar los datos y elementos para determinar si se utiliza el método adecuado. Se debe separar los elementos extraños e improductivos
4.      Medir la cantidad de trabajo de cada elemento expresándola en función del tiempo.
5.      Compilación del tiempo estándar de una operación agregándole el tiempo adicional por descanso, necesidades personales, imprevistos, etc. (tolerancia).
6.      Definir el tiempo estándar con precisión para una serie de actividades y de acuerdo a un método especificado.

Para determinar el tiempo estándar es esencial contar con un operarlo bien capacitado, que conozca el proceso, método y producto.

Una vez que se tiene registrado el método y se ha seleccionado el operario que efectúe el trabajo según las normas de seguridad, cantidad y calidad, se procede a descomponer la tarea en elementos.

Una de las etapas más importantes del método es la identificación de los elementos de un trabajo. El elemento es una parte constitutiva y propia de una actividad o tarea especifica. Consiste en uno o varios movimientos fundamentales y actividades de máquina. Puede decirse que el elemento es la parte definida de una tarea con inicio y fin identificable fácilmente que ayuda al observador en el proceso de medición del tiempo.

Por lo general se pueden encontrar varios tipos de elementos en un estudio de tiempos. Cada tiempo se maneja en forma diferente al calcular el estándar. Los principales tipos de elementos son:

  • Regulares: ocurren en cada ciclo.
  • Irregulares: no ocurren en cada ciclo, pero pueden ocurrir a intervalos regulares o irregulares, tales como apilar o retirar.
  • Extraños: no son parte necesaria del trabajo. Cubren puntos tales como errores o inactividad.

  • Constantes: el tiempo del elemento no varía significativamente entre los trabajos de una misma clase.
  • Variables: el tiempo varía según las características del producto, equipo o proceso, dentro de una misma clase de trabajo.

Una sucesión de elementos conforman lo que se llamo un ciclo de trabajo, es decir, un ciclo es el grupo de elementos necesarios para efectuar una tarea u obtener una unidad de producción.

La selección de los elementos de trabajo y la selección de los mismos deben seguir los siguientes criterios: puntos finales detectados y definidos con claridad, tan cortos como sea conveniente para la medición y lo más uniforme posible.

Es importante que el analista registre por separado los tiempos manuales y de máquina, los elementos regulares e irregulares y que los operarios sigan las secuencias de trabajo acordadas.

Los datos correspondientes a una medición de tiempo deben comportarse como una distribución normal, de lo contrario el analista debe detectar la causa de las desviaciones.

El estudio total se registra en una tabla en donde un analista estima el promedio de cada medición, así como el nivel de desempeño del operario y el cálculo de las tolerancias correspondientes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada